El concejal investigado por apropiación de fondos a una anciana despidió sin motivos a la denunciante del caso

El concejal del PNV en Karrantza Julián Isuskiza, imputado por un juzgado por la apropiación de fondos de una  residencia de ancianos, despidió de manera injustificada a la denunciante del caso. Solo dos meses después de defender la destitución por graves irregularidades como cheques cobrados sin justificación o la falta de control de gastos, el edil aceptó que el despido fue “improcedente” y le pagó más de 36.000 euros. Cuando le expulsó, solo le abonó 680 en concepto de finiquito tras más de ocho años como empleada.

Julian Isuskiza, concejal y portavoz del PNV en el Ayuntamiento de Karrantza.

Como ha publicado este blog, en abril pasado una ex trabajadora de la Residencia Fundación Hospital Asilo Nuestra Señora de los Desamparados del Valle de Carranza (la única de Karrantza creada hace un siglo por un benefactor y que recibe ayudas públicas de la Diputación de Bizkaia) denunció ante la Fiscalía de Bizkaia el uso indebido de 9.000 euros. Una residente depositó en 2013 en la caja fuerte del despacho de la dirección ese dinero con la condición de que se utilizase para construir un panteón cuando falleciera. Pero, según la documentación aportada, el presidente de la Fundación de la Residencia,  Julián Isusquiza, la vicepresidenta Juana Fisure Portillo y la secretaria María Cruz Pardo “presuntamente utilizaron este dinero para pagar en mano 9.000 euros a la empresa Hostelfar para una primera entrega de pago de electrodomésticos para la Residencia”. El juzgado tiene la factura del pago, que  “no tiene asiento contable en las cuentas de la Fundación”.

La residente falleció en abril de 2015 sin cumplir su voluntad de que sus restos se trasladaran a un panteón de la residencia. El presidente y concejal del PNV confirmó, en una reunión de  la Fundación de la residencia, que el dinero se destinó a electrodomésticos y que la donante había sido incinerada pero estas explicaciones no se reflejaron en el acta.

Poco antes de la denuncia, la trabajadora, que es la anterior directora de la residencia, fue despedida de manera fulminante por el concejal y presidente del centro. En una carta de tres folios, fechada el 3 de febrero de 2017, le comunicaba el despido disciplinario por “deslealtad manifiesta y abuso de confianza”. Enumeraba “importantes deficiencias” en la gestión diaria, como “falta de control de las facturas”, “gastos sin soporte documental” e incluso “un cheque a nombre” de la ex directora “que no tiene justificación ni se sabe a qué corresponde”. A ello agrega que la organización administrativa “es un caos”.

Pese a las graves acusaciones, poco más de dos después, el pasado 22 de marzo y tras la demanda laboral contra el despido interpuesto por la ex directora, el presidente de la Residencia modifica totalmente su postura. En el acto de conciliación en el Departamento de Trabajo del Gobierno vasco, “reconoce expresa y formalmente la improcedencia del despido” y ofrece una indemnización de más de 36.500 euros.

Además de la apropiación de los 9.000 euros de la anciana, documentación interna del centro revela la existencia de nueve casos concretos de malos tratos a los usuarios: agresiones de trabajadoras de la residencia que dejan sin andar a una paciente durante varios meses, bofetones, tirones de pelo o insultos. Las protagonistas, según los documentos, son trabajadoras cercanas al presidente de la residencia, Julián Isuskiza.

El juzgado de Balmaseda que investiga el caso, activó las diligencias el pasado otoño y ya ha tomado declaración a la denunciante, el presidente y la vicepresidenta de la Residencia de ancianos.

Estamos ante otro caso en el que se trata de silenciar prácticas irregulares. Sorprende que se despida a una persona (“despido disciplinario” en concreto) con graves acusaciones, incluso de cobro de dinero sin justificar, y solo dos meses después se reconozca que la destitución fue improcedente y se le abone una importante indemnización. ¿En qué han quedado aquellas acusaciones de calado? ¿O se trataba de apartar a alguien incómodo? El juzgado que investiga la apropiación indebida es el que debe aclarar qué ha estado ocurriendo en esta residencia de ancianos.

11 thoughts on “El concejal investigado por apropiación de fondos a una anciana despidió sin motivos a la denunciante del caso

  1. En primer lugar, gracias Sr.Uriona por aclarar a todos los carranzanos y carranzanas que el despido de esta señora no fue ganado en ningún juzgado como ella había hecho creer públicamente a todo carranza, la trabajadora fue a un acto de conciliación donde ,se acepta la improcedencia por una parte, y se recoge la indemnización por la otra. Si tanto sabía o tanta razón tenía , no se por qué cogió el dinero y salió corriendo de la quema , quizá fuera porque sus argumentos no los podía defender . Otra persona segura de sí misma hubiese dejado que fuese el juzgado quien resolviera y ni tan siquiera se hubiese presentado en el acto de conciliación. Gracias por arrojarnos luz en este asunto que tan confusos nos tenía. Supongo que será como usted dice ,y que su fuente es buena , ya que lo que relata es contrario a lo que la trabajadora despedida venia defendiendo . La frase que tanto usa esta extrabajadora es “les he ganado el juicio”. Por otro lado, la denunciante acudió a la justicia mucho después de ser despedida , repase usted las fechas por favor.

  2. Que se entere Carranza de las “personas” que tenemos en nuestro Valle.
    Es verdad que YO gane pues de un despido disciplinario y cero pesetas, salí con un despido improcedente, hasta el último céntimo que me correspondía y una sentencia firme.
    Si, una sentencia firme. La Ley 36/2011, encargada de regular dicha jurisdicción, establece como requisito previo a cualquier procedimiento, en los artículos 63 y siguientes, de una serie de medidas tendentes a la evitación del proceso.
    Se trata de la conciliación, realizada ante el servicio administrativo correspondiente. Asistir al acto de conciliación es obligatorio.
    Respecto los efectos del acuerdo, éste tendrá la consideración de título adecuado para la iniciación de acciones ejecutivas, sin necesidad de ratificación judicial; y se equipará en todos los efectos a una sentencia firme. REPITO TIENE LA MISMA CONSIDERACION QUE UNA SENTENCIA FIRME.
    Quien tenía que ir a juicio era la empresa pues yo en este acto conseguí lo que quería. Pero claro en la papeleta del acto de conciliación, con todo documentado ponía:
    “SEGUNDO.- Que desde mayo de 2012 en que se renovó la Junta General Patronos de la Fundación, y particularmente por parte de su Presidente, vengo sufriendo un trato humillante, de menosprecio y atentatorio contra mi dignidad traducido en un progresivo vaciamiento de funciones, control de mi actividad, incluso a través de las cámaras de vigilancia, suplantación de mis funciones, incluida mi firma, imposición de un calendario laboral y horario personal a pesar de estar excluida de la aplicación del Convenio Colectivo, que ha llegado incluso a que el Presidente el pasado mes de mayo, en nombre de la Junta Directiva, haya revocado todos los poderes especiales como generales otorgados en nombre de la Fundación a mi favor.
    Tales actitudes de absoluta hostilidad me han provocado bajas laborales con la necesidad de tratamiento médico por diagnóstico de trastorno de ansiedad generalizada y trastorno adaptativo mixto derivado del grave stress laboral provocado.
    TERCERO.- La última actuación de que he sido objeto es la comunicación de una carta fechada el pasado 3 de febrero, firmada por el Presidente de la Fundación, comunicándome mi despido disciplinario, con efecto al 4 de febrero de 2017, invocando en la carta una serie de supuestas causas tan vagas como incorrectas y atemporales, que falsean la realidad y reflejan el indisimulado objetivo perseguido de mi baja voluntaria, que, tras no conseguirlo, ha derivado en el despido disciplinario absolutamente injustificado causado.
    CUARTO.- La empresa ha de reconocer que el despido del que he sido objeto es nulo y, en consecuencia, ha de proceder a la readmisión en mi puesto de trabajo en las mismas condiciones que ostenta, con reintegro de las funciones que me corresponde y abono de los salarios dejados de percibir. O. subsidiariamente, ha de reconocer la improcedencia del despido causado con abono de la indemnización legal prevista a tal efecto, si no optase por la readmisión y abono de salarios, sin que ello implique renuncia por mi parte a la nulidad del despido.”
    Según recibió la empresa la papeleta de conciliación mi abogado recibió no una, ni dos varias llamadas del abogado contrario para llegar a un acuerdo. Claro como el dinero no era de él, leyendo mi papeleta, el informe del psiquiatra de Osakidetza, etc. Qué os voy a contar!!!!!
    Me pregunto porque se están haciendo ahora obras en el cementerio de Soscaño.

  3. Primero no me tomes por imbécil , ni a mí ni a quienes te leen. Estaríamos buenos , que un acto de conciliación no fuera firme, cuando está firmado por las dos partes .
    Precisamente es su esencia , no ser ratificado por un juez . La palabras lo dicen ” acto de conciliación ” Sería gorda que te fueses con la pasta y después pidieras el puesto. Nunca estás obligada a coger lo que querías( la pasta ) ni tenias xq haber aceptado el acto.
    Trato vejatorio humillante , menosprecio atentado contra la dignidad , vaciamiento de funciones , falsificación de firma, suplantación de funciones, alteración de la salud en todos sus términos . Madre mía , ¿Que abogado te asistió? , ¿Como firmaste la conciliación? Veo que muy mal aconsejada. (Raro, raro , raro)Demasiadas acusaciones para que no las resolviera un tribunal , no crees? No todo es dinero en la vida, bueno eso creo yo , cada uno tiene sus valores. Gracias por tanta información, me queda todo claro .

  4. Buenos días,
    Ante todo explicar que soy un bilbaino que esta siguiendo toda esta cantidad de noticias ya que una persona conocida lo compartió en redes sociales, y como las redes son tan amplias, pues hasta aquí que me llegó, pero que no soy conocedor ni del Valle ni de las personas que se mencionan.

    Supongo que como a todas las personas desconocedoras del caso, me está costando mucho seguir el hilo de la misma, y es por ello que tengo tantas dudas acerca del mismo. Espero que se resuelva todo rápido y se deje de hacer tanto daño a la Residencia, que supongo que será la que está sufriendo las consecuencias de todo esto y su personal el cual sale muy dañado con estas acusaciones.
    Pero tras las lecturas pertinentes de los artículos y de los últimos comentarios aquí escritos a mi me surgen muchas dudas:
    – En primer lugar, si ella era la Directora de esa Residencia y se estaban cometiendo esa seríe de barbaridades, que fue lo que usted estaba haciendo??? Porque no las denunció??? Además si tenía un poder como leo en los comentarios, no veo que problema podía tener para tomar medidas….
    – Se habla de un panteón de una señora, que si enterrada donde no quería… y me vuelvo a preguntar… pero si en ese periodo estaba usted allí, porque no hizo los pertinentes trabajos para que esa señora descanse en paz…
    – Me caben también más dudas acerca de las acusaciones que la exdirectora plantea pero la pregunta seguiría siendo la misma??? Usted era la responsable entiendo yo, porque cobraría por ello… y no se si me serviría la excusa facil de “es que el Presidente no me dejaba….” creo que eso en niños se puede explicar pero en personas adultas y más en ciertos cargos… me suena como la Infanta con el Urdangarin….
    Ya cambiando;
    – Si usted aceptó el acto de conciliación y por tanto el dinero, gano una batalla pero no la guerra, porque discúlpeme pero desde luego su honor y credibilidad dejan mucho que desear ya que se le acusa de causas muy graves, y yo ante dichas acusaciones no solo acepto el dinero, limpio mi honor y mi reputación, cosa que usted no ha hecho, aunque si que es verdad que tiene el bolsillo lleno.

    Tendría más preguntas que en su día me hice que ya ni recuerdo, pero si que espero que esto termine del color que sea pero rápido para que esa Residencia continué su actividad sin que tenga etiquetas colgadas y finalizar comentadole al Señor Alberto Uriona que espero tenga grandes motivos para continuar dando cancha a estas noticias, porque de quedarse en nada, desde luego su reputación periodística dejaría mucho de desear, ya que tiene todos los tintes de ser una pataleta de una empleada enfadada con su despido.

    Un saludo

    1. – Hombre bilbaino…Pues en lo aceptar el dinero, claro que la despedida lo aceptó, pero piense vuecencia en la disyuntiva contraria. Si las acusaciones escritas en papel que la despedida tenía por parte de Julián eran verdaderas y fehacientes, porqué Julián firmó en el Acto de conciliación como despido improcedente y pagó esa cantidad a la despedida. Si le podía haber salido gratis a la Residencia el despido, por despido procedente. Si las acusaciones de causas muy graves eran ciertas, porque Julián no tiró para adelante y se echó para atrás no yendo a juicio. Piense usted un poco. Porque veo que se pone en un lugar y no se pone en el otro lugar.

      – No existe mayor limpieza de reputación y del honor, que esas acusaciones tan graves como dices, fueran supuestas, porque reales no pueden ser, cuando nadie expone pruebas de ellas ni van al juzgado. ¿No serán inventadas?

      – Dices que te está costando seguir el hilo de todo esto. Y más adelante dices que porqué no denunció la directora esas barbaridades; aquí pues, se ve claramente que te cuesta seguir el hilo.

      – Bueno, dejemos que la justicia actúe, y no hagamos juicios de valor previos. Cada cosa a su tiempo.

      – Sobre Alberto Uriona, como siempre, para vuecencia el mensajero es muy malote por acceder a pataleta. Joder con las pataletas que acaban en el juzgado.

  5. Muchas gracias Alberto por defenderte a sacar a la luz la corrupción que jalona este régimen que representa el PNV en nuestro país, un país que han convertido en su particular reino de taifas donde nadie osa a decir alto y claro lo que son, una panda, si una panda de personajes con grandes intereses económicos que lo único que quieren es vivir bien y en condiciones privilegiadas en nombre del pueblo que dicen defender y que tratan de monopolizar… Ya está tardando el señor Isuskiza en dimitir y dejar de comportarse como si el ayuntamiento fuera su cortijo.

    1. Sara no se que buscas ni me importa pero Julen esta haciendo un buen trabajo y sin cobrar un euro en la residencia de carranza ..Para dolor de la ex directora decir que no hace daño que los residentes siguen viniendo y las trabajadoras no se han quedado en la calle cosa que a ella le importaria una mierda. Al señor Uriona decirle que dar noticias y no contrastarlas es de no ser muy buen periodista.No se que busca metiendo tanta mierda. Y a la ex directora que aproveche bien el dinero y que no se lo tenga que gastar en medicina.y en Carranza nos conocemos todos y sabemos de que pie cojea. Buenas noches.

      1. No cobra un euro, pero .¿Cuánto dinero de la Residencia ha gastado en despidos?

        Las medicinas entran por la Seguridad Social, tu tabaco creo que no…

        Lo que se observa bien en tu comentario, es de que pie cojeas tú…

      2. Yo he tenido un familiar en la residencia y el trato que dispensaba a los residentes la anterior directora era maravilloso y se le hecha en falta.

        1. Yo tuve a mi padre en la residencia, su trato hacia
          los residentes y la familia eran excelentes, te lo hacia todo fácil y te daba la seguridad de dejarles en buenas manos.
          Para nada lo que dices tú.

  6. Lo que esta claro es que el concejal es un sirvenguenza, dejo a una persona indefensa sin sus últimas voluntades, sin su panteón,. Espero que llegue a viejo y vulneren sus derechos como él lo esta haciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *