El doble sobresueldo de jueces y abogados vascos por las elecciones: cobran del Gobierno central y las diputaciones

La celebración, el mismo día (el próximo 26 de mayo), de las elecciones municipales y europeas va a satisfacer el bolsillo de jueces, abogados y otros profesionales públicos del Derecho que participan en las elecciones en Euskadi a través de las llamadas juntas electorales. Van a cobrar sobresueldos por partida doble, procedentes del Gobierno central y las diputaciones de cada uno de los tres territorios vascos. Las gratificaciones se elevarán hasta 4.747 euros (3.408 de Madrid y otros 1.339 en el caso de la Diputación de Bizkaia) para los presidentes de juntas electorales, que suelen ser jueces. Todo ello por un trabajo que no conlleva muchas más horas que las de un ciudadano obligado a estar en una mesa electoral el día de los comicios. Pero que solo cobra una única dieta de 85 euros.

Esas gratificaciones explican que formar parte en una junta electoral sea muy apetecible para magistrados y abogados. Para las elecciones municipales y forales del 26 de mayo, se constituyen las tres juntas electorales territoriales (Bizkaia, Álava y Gipuzkoa) y las juntas territoriales de zona, que agrupan varios municipios y que totalizan 11 (cuatro en Gipuzkoa, otras cuatro en Bizkaia y tres en Álava).

Estas juntas electorales se encargan, fundamentalmente, de verificar las candidaturas presentadas, resolver reclamaciones y certificar posteriormente los votos emitidos. Aunque funcionan oficialmente durante cinco meses (dos meses antes de la convocatoria electoral y en los tres meses siguientes), el trabajo real se concentra en la fase anterior a los comicios y el mes siguiente a su celebración.

Hasta hace poco se desconocían las retribuciones que percibían los integrantes de estas juntas, un colectivo que ronda las 55 personas. El dato se conoció en octubre pasado, como publicó este blog. Para las próximos elecciones autonómicas en Euskadi (que tocan, si no hay adelanto electoral, en 2020), el Gobierno vasco publicó en el Boletín Oficial del País Vasco, del pasado 22 de octubre, los datos de estos sobresueldos, que rondan entre los 3.415 euros para los presidentes de las juntas electorales y entre 1.165 y 1.265 para abogados o juristas.

Lo llamativo es que, para los comicios municipales y forales, al que se unen las europeas, del 26 de mayo las gratificaciones se duplican en Euskadi. Estos integrantes de las Juntas electorales cobrarán del Gobierno central y, en cada territorio, de la diputación correspondiente.

Así, del Gobierno central, la gratificación oscila para un presidente de una junta electoral entre 3.408 euros y 2.982, con lo que los jueces cobran 40 veces más que un ciudadano de a pie. Los abogados o juristas perciben hasta 10 veces más, entre 852 y 766 euros. Pero a estas cantidades hay que añadir la gratificación extra de las diputaciones.

La Diputación de Bizkaia publicó el pasado 4 de abril en el Boletín Oficial de Bizkaia el decreto que “regula la concesión de gratificaciones” con motivo de las elecciones forales. Lo justifica por “el plus de trabajo que ocasiona la concurrencia en el tiempo de varios procesos electorales”. Señala que dichas gratificaciones son “complementarias a aquellas correspondientes a la Administración General del Estado”. Las cantidades van entre los 1.339 y los 1.171 euros para los jueces, mientras que para los abogados y juristas lo sobresueldos oscilan entre los 334 y los 301 euros. La partida total destinada para estas gratificaciones en Bizkaia es de 135.000 euros.

Los nombramientos de los integrantes de las juntas electorales se realizan a dedo, por parte de la cúpula judicial en Euskadi. Según fuentes jurídicas, suelen reunirse una media de una vez por semana, fundamentalmente en los dos meses anteriores y el posterior a la celebración de las elecciones. Es un trabajo, en  cualquier caso, de supervisión, ya que la labor más ardua en las elecciones suele recaer en las mesas y en los secretarios municipales y otros funcionarios. Las retribuciones para estos empleados en las elecciones de mayo en Euskadi también se duplicarán pero son sensiblemente inferiores: entre 937 y 766 euros del Gobierno central, y entre 368 y 301 euros en el caso de la Diputación de Bizkaia.

Es muy discutible esta duplicación de sobresueldos, especialmente para los jueces, que pueden llegar así a percibir casi 5.000 euros. Muy alejados de los 85 euros que cobra el ciudadano que le toca estar todo el día de las elecciones. Y es poco comprensible que los jueces, funcionarios públicos, perciban estas gratificaciones por labor pública que, salvo el día de las elecciones, pueden compatibilizarla con su jornada laboral. Como añadido,  son puestos adjudicados a dedo. Parece claro: una prebenda más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *