La chapuza de los chalés ilegales de Barrika que costará 1,5 millones de dinero público

Imagínense unos preciosos terrenos junto al mar con una protección especial por parte de las autoridades. Esa ley se la saltan sin ningún pudor dos instituciones y primero permiten un proyecto para construir 349 chalés, un hotel y un campo de golf. La autoridad que protegió el terreno lo impide pero siete años después aquellas dos instituciones públicas  vuelven aprobar otro proyecto con casi 100 chalés. Los ecologistas llevan, hartos, el asunto a los tribunales y ganan tres pleitos en largos litigios que se prolongan durante 12 años. Pese a la judicialización del caso, esas dos instituciones permiten que se construyan 14 chalés. La última sentencia, en 2009, declara ilegal la urbanización y obliga al derribo de las casas, que finalmente no se va a consumar porque los ecologistas no lo han querido. Pero los promotores denuncian su indefensión ya que recibieron los permisos de construcción y la Justicia falla que hay que pagarles 1,5 millones de euros.

Vista de los chalés construidos ilegalmente en Barrika, en la costa vizcaína.

No es imaginación. Es la realidad. Esas dos instituciones incumplidoras de la ley son la  Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Barrika. Y los que pagarán son los habitantes de ese municipio y todos los vizcaínos. Se sorprenderán, o muy probablemente no les causará estupor, cuando sepan que ningún cargo público de esas dos instituciones ha dimitido y ni siquiera ha asumido ninguna culpa.

Hablamos del llamado caso Barrikabaso, el área del municipio vizcaíno de Barrika, donde se ubican los chalés y que ha sido hasta hace poco la primera urbanización seriamente amenazada de derribo en Euskadi por ilegalidades urbanísticas. La historia se remonta a 27 años atrás, aunque los intentos de urbanización datan de los años 80. Detrás de las tentativas ha estado la familia Lezama-Leguizamón, una de las más pudientes de Bizkaia, propietaria de las 65 hectáreas de Barrikabaso.

[pullquote]El Gobierno vasco calificó en 1988 la zona de de suelo no urbanizable de especial protección paisajística[/pullquote]

Aunque entonces el urbanismo siempre iba por delate del medio ambiente, el Gobierno vasco calificó en 1988 la zona de de suelo no urbanizable de especial protección paisajística. Sus informes eran vinculantes, salvo para el Ayuntamiento de Barrika y la Diputación vizcaína. Ambas instituciones firmaron solo dos años después (en 1990) un convenio con los propietarios que contemplaba la construcción de 349 chalés, un hotel y un campo de golf. Todo un órdago al Gobierno vasco, que esta vez no se amilanó: supeditó la aprobación de todo el plan urbanístico de Barrika a que esa área tuviera la declaración de especial protección. Finalmente, el Ayuntamiento claudicó y el macroproyecto quedó aparcado. Pero no olvidado.

En 1997, el Ayuntamiento de Barrika volvió a aprobar una recalificación en la zona, más limitada, con 97 viviendas: 85 chalés y 12 pisos de protección. De nuevo la Diputación de Bizkaia avaló la operación y volvió a encontrarse con el rechazo de la viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno, que justificó el mantenimiento del área protegida en   “evitación de daños ambientales irreparables”.

Ante el empeño especulativo, la asociación ecologista Txipio Bai, que ya evitó otra gran operación urbanística en Plentzia, acudió a los tribunales. Hasta tres sentencias judiciales (dos del Tribunal Superior vasco en 2001 y 2004 y  la última del Supremo en 2009), calificaron como nula la recalificación porque los intereses naturales “se sacrificaban para implantar viviendas de baja intensidad”. Los fallos fueron contundentes con la actuación pública: calificaron de “arbitraria” y “desviación de poder” la modificación urbanística de un suelo clasificado como no urbanizable de especial protección paisajística. Ya desde la primera sentencia de 2001, tanto el Ayuntamiento como la Diputación renunciaron a parar la ejecución de los chalés.

Las sentencias daban pie al derribo de las 14 viviendas ya construidas mientras se resolvían los pleitos, con varias habitadas desde hace 10 años. Los ecologistas no quisieron hacer sangre y buscaron una salida para que los propietarios se quedasen en sus casas. El pacto propuesto pasaba por declarar el área fuera de ordenación, aunque manteniendo las viviendas con los servicios básicos. El PNV (que ha estado siempre al frente de la Diputación, la institución que ha ido validando las recalificaciones) también se implicó para buscar una salida en 2009. Dirigentes y diputados forales vizcaínos mantuvieron varias reuniones con los ecologistas entre 2009 y 2012, lo que auguraba un acuerdo.

En 2013, de nuevo otra jugarreta. La Diputación vizcaína, en su informe sobre el avance del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Barrika, propone recalificar la zona protegida como urbana, lo que solivianta a los ecologistas, que reclaman el desalojo de los residentes. Fue una más de las múltiples “maniobras para legalizar lo ilegalizable” de estos últimos años, según han censurado los ecologistas. A finales de 2015 fue cuando el ayuntamiento asumió la propuesta ecologista: aceptó que Barrikabaso es un área de especial protección, que la zona construida es disconforme con el planeamiento y, por primera vez, los chalés tienen licencia de uso y ocupación. No se podrá construir ya nada más en esa zona.

Mientras, las constructoras promotoras, que entraron en concurso de acreedores por la fallida operación, han reclamado perjuicios en los juzgados y el Tribunal Superior vasco ha fallado que la Diputación y el Ayuntamiento deben abonarles al menos 1,5 millones de euros (está pendiente de si hay un recurso ante el Tribunal Supremo de los constructores, que exigieron 4,9 millones de euros de indemnización). Es decir, los ciudadanos pagarán de nuevo el pato de una nefasta gestión. Para Barrika, el abono de 750.000 euros supone la mitad del presupuesto municipal de todo un año.

Complicada explicación tiene este caso, tras 27 años de insólito empeño en promover una macrourbanización y con continuos incumplimientos de la ley por parte de quienes deben velar por ella y exigir su cumplimiento a los ciudadanos, para la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Barrika. Es inaudito que nadie haya asumido culpa alguna por el desaguisado que al menos va a costar 1,5 millones, sin contar con los importantes costos judiciales, de tiempo y de salud para los vecinos que compraron sus viviendas. “Estamos muy enfadados con los políticos”, han dicho los afectados. En las administraciones implicadas no debe existir ningún enfado: quienes tomaron las decisiones de aprobar las recalificaciones se han ido de rositas. Y la chapuza la pagamos a escote. Como ha ocurrido y seguirá sucediendo.

(Actualizado el 11 de enero: La sentencia del Tribunal Superior vasco ya es firme, porque ni las dos instituciones ni las constructoras han recurrido y el pago será de 1,5 millones de euros).

Compartir en...Tweet about this on Twitter47Share on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

15 thoughts on “La chapuza de los chalés ilegales de Barrika que costará 1,5 millones de dinero público

  1. Matizar que los vecinos de las 14 viviendas, han ido siempre de la mano con el PNV, pues éste les juraba y perjuraba que sus viviendas quedarían en zona urbanizable, a pesar de la contundencia de las sentencias. Por tanto, eso de que “están hartos de los políticos” será de cara a la galería. Por otro lado, hace unos meses Barrika fue portada de telediario y periódicos durante tres días por el rodaje de Juego de Tronos que, según el alcalde, inundaría de dinero este pequeño pueblo costero. Desde que se conoce la sentencia, ¿cuánto espacio ha ocupado esta noticia en los medios? Tal vez eso explique, en parte, por qué se sigue votando lo que se vota.

    1. Ese es uno de los problemas, que se prometa algo ilegal y sabiendo que se está incumpliendo la ley. Y lo haga quien debe velar por el cumplimiento de las normas. Como se hace continuamente y no pasa nada, así nos va.

      1. es, incluso, peor, Pues el PNV, sobre todo el de Bizkaia, estaba (auto)convencido que se podía retorcer la ley a su interés (será que existen precedentes). Gracias al trabajo de la oposición y de la asociación ecologista, sin embargo, no lograron que este despropósito se materializara. Eso sí, los paganos somos todos nosotros que lo vamos a pagar y, en el caso de los de Barrika, por partida doble. Gracias por el artículo y la respuesta a mi comentario.

  2. Los propietarios y los constructores son coautores del delito. Si uno compra mercancía robada, el delito se llama receptación. Si se lo montan con los políticos, se llama soborno y cohecho.

    Pero como tenemos fiscales que no fiscalizan ni asuntos como el de la incineradora de Donostia… ¿quién fiscaliza al fiscal Galparsoro?

  3. Buenas a todos.
    Seguro que no sabéis que las autorizaciones de las licencias son ilegales, puesto que el Ayuntamiento no tiene arquitecto municipal. Es decir, los alcaldes y secretarios municipales fabularían sobre la condición del falso arquitecto municipal.: todas las licencias y sanciones urbanísticas en Barrika son nulas de pleno derecho y hasta posiblemente delictivas.
    Además, el coste de este desastre se debe de repercutir a los que han colaborado con las licencias en su tramitación. Aquí tienen un papel fundamental los partidos de la oposición que suman mayoría. A ver si se atreven.
    Si quieren ayuda al respecto, contactar fernandojabonero@gmail.com

  4. Efetivamente, como afirma Fernando Jabonero en su comentario, hay chalets y viviendas con licencias ilegales por media península.
    Las licencias de construcción y de primera ocupación deben ser firmadas por arquitectos municipales que sean funcionarios de carrera. No sirve el truco de los arquitectos “honríficos” o los nombrados como funcionarios interinos (es usurpación de funciones.)
    Entonces, es conveniente comprobarlo y reclamar. Porque supongo que si vendes una casa cuya licencia es ilegal a causa de esa suplantación, te estarías metiendo en problemas y tal vez te enteres tarde..

  5. Antes de afirmar lo que se dice en este articulo, quien lo escribe deberia comprobar lo que dice y su veracidad fehacientemente con todas las partes. No es cierto lo que de dice en el articulo sino que esta redactado de parte. Te lo comento con humildad, sinceridad y conocimiento objetivo del tema. Un saludo.

    1. Gracias Patxi por el comentario. Pero no sé a qué te refieres en concreto. Es un tema que lo he seguido de cerca desde hace más de 15 años y lo conozco a fondo. Si me indicas que es lo que debo comprobar, te lo agradecería sinceramente. Saludos

  6. Cuando se dice todos los políticos.. son iguales… sabemos que generalizar… es injusto con las honrosas excepciones. Por otra parte, tener al mismo partido político gestionando los tres niveles institucionales de la administración vasca… no es la mejor situación. Afortunadamente, eso no ocurría en el 97…

  7. Lo q me parece a mí inaudito y me asusta, por la indefensión q generan estas políticas arbitrarias sobre quienes las padecemos, es q ningún edil sea juzgado como persona responsable de estas decisiones, por prevaricación manifiesta y continuada, por desacato a la autoridad al esquivar las sentencias q ordenan la paralización de las actuaciones urbanísticas. Es algo q no se ve en ningún otro ,orden de la vida, q unos colectivos o empresas actúen contra el bien público reiteradanente, incumpliendo las sentencias, sin q ningún responsable acabe en la cárcel o inhabilitado.

    1. Lo grave es que son cargos públicos que, recordemos, deben hacer cumplir la ley y de hecho imponen multas y sanciones a los ciudadanos que las incumplen. ¿Dónde está la Fiscalía del Tribunal Superior vasco que actúa de oficio en algunos casos? Gracias por el comentario Antonio.

  8. estaria bien saber nombres y apellidos de los individuos implicados , ex alcaldes etc y a poder ser con foto , yo paseo habitualmente por esa zona desde hace mas de veinte años , el daño causado es irreparable y la rabia que llevo por dentro me gustaria canalizarla de alguna manera , 😉 …….. si me encuentro con algun mal nacido de estos le voi a hacer una de empujing por el akanti , como duele ver al falcon crest ese que metio la escavadora hasta el akantilao y recalifico sus terrenos con la excusa de plantar creo que txakoli y ai estan las plantas muertas de risa y el mal nacido con su latifundio en lo que era terreno de interes paisajistico de todos!! y por cierto su latifundio linda con el latifundio de otro ladron con bosque incluido creo que del exalcalde y su prole . duele mucho , lo dicho una empujing haber quien llega mas lejos , i am ready 😉 muy bueno el articulo Alberto .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *