El Gobierno vasco multa con 3.000 euros al Mundaka Festival por invadir espacio público

El Gobierno vasco ha impuesto una multa de 3.000 euros a los organizadores del suspendido Mundaka Festival por la invasión de espacio público. La Agencia Vasca del Agua, Ura, ha resuelto así el expediente que abrió hace ahora un año por no habilitar una franja de al menos tres menos de ancho junto a los acantilados de la península de Santa Catalina, donde desde 2015 a 2018 se ha celebrado el festival.

Aunque aún cabe un recurso, los sancionados, la asociación privada Emankor Sarea, ya ha abonado los 3.000 euros, según han confirmado a este blog fuentes oficiales.

Este fin de semana se celebra en Bermeo el festival que le ha sustituido, el denominado Bay of Biscay Festival, también con acusaciones de oscurantismo.

Montaje de las instalaciones del festival en Mundaka, en la península de Santa Catalina.

El expediente resuelto nació por la iniciativa de la asociación Zain Dezagun Urdaibai (en defensa de la reserva de la biosfera de Urdaibai), cuyos miembros, el pasado año, en el día de la inauguración del Mundaka Festival, trataron de acceder por la zona libre de acceso que había impuesto la Agencia Vasca del Agua. Esta entidad pública obligó en 2017 a que se habilitara un acceso junto a los acantilados para el uso público, hasta entonces cerrado totalmente. La existencia de un paso público, según la ley estatal de Costas, se debe, además de una protección del medio natural, a la obligatoriedad de disponer de un acceso para cualquier emergencia junto a la costa.

Los miembros de la plataforma ciudadana intentaron acceder por esa zona pero fueron parados por los guardas de seguridad del Mundaka Festival.

Esos días la plataforma ya comprobó que el acceso no cumplía los tres metros de ancho impuestos e interpuso una denuncia en la que señalaba, entre otras cuestiones, que «el escenario principal no cumple la norma de la distancia mínima al borde de la costa». La denuncia fue enviada al Ayuntamiento de Mundaka, la Agencia Ura, la Demarcación de Costas del País Vasco y el Patronato de Urdaibai.

Ura fue la única entidad que contestó. Se realizó una visita de comprobación y el  27 de julio del pasado año, un responsable de Ura anunció a Zain Dezagun Urdaibai que abría un expediente de queja (con el número de identificación DNZ-B-2018-0003) y mostraba su disposición a concertar una reunión «lo más rápido que podamos» para tratar el asunto.

Desde entonces se ha ido completando el expediente sancionador, que ha culminado este mes con la multa de 3.000 euros por “tránsito impedido en dominio público marítimo terrestre”.

El Mundaka Festival, tres días de conciertos  en la reserva de la biosfera de Urdaibai, en la localidad de Mundaka, ha estado envuelto en la polémica desde el principio. El primer año, en 2015, se incumplió la ley de Urdaibai, al rehusar  los organizadores a pedir el permiso tras un informe técnico del Patronato de Urdaibai, el órgano que gestiona la reserva de la biosfera, que cuestionaba el evento. En 2016, otro informe técnico del Patronato concluyó que el festival “no se adapta” a la ley de Urdaibai, al incumplir el artículo 89, debido a que las instalaciones “no presentan un carácter de titularidad pública”.

Tras el revuelo originado por el informe, se ideó un convenio entre el Ayuntamiento de Mundaka y los organizadores, mediante el que el consistorio subrogaba las instalaciones y así se salvaba su naturaleza privada. Un convenio especialmente beneficioso para los promotoresel Ayuntamiento de Mundaka suministra la electricidad, agua, recogida residuos e incluso seguridad policial a los organizadores sin cobrar ninguna tasa por ello. Todo lo contrario con cualquier actividad recreativa como son las barracas. A ello agrega la cesión del polideportivo municipal ubicado junto al área del Festival, cerrado tres días para los vecinos de Mundaka.

Además, tras cuatro años de oscurantismo total sobre su financiación, el pasado verano se conoció por primera vez los datos de ingresos y gastos de un festival que ha recibido hasta ahora casi 350.000 euros de ayuda pública. La conclusión más significativa es que apenas vende 2.000 entradas durante los tres días del festival, un tercio o incluso una cuarta parte de los asistentes según las cifras aportadas por la organización, la asociación privada Emankor Sarea.

En abril pasado, tras mantenerlo oculto durante dos meses, los organizadores anunciaron que el festival se trasladaba a Bermeo; las continuas ilegalidades obligaron a cambiar de ubicación y nombre.

Pese a que el Ayuntamiento de Bermeo (entonces gobernado por EH Bilbu, partido que ha sido descabalgado del poder por el PNV desde junio) se comprometió a informar al resto de grupos sobre las condiciones de celebración del controvertido festival, ha mantenido una actitud oscurantista. Únicamente transmitió que no habría el gratis total que pretendía Emankor Sarea, un privilegio del que se ha beneficiado en Mundaka durante las  tres primeras ediciones. Solo en 2018, tras la gran presión social, el ayuntamiento de Mundaka le giró tres facturas de casi 20.000 euros por el uso del polideportivo municipal (cerrado a los vecinos durante tres días), la ocupación de espacio público en la península de Santa Catalina y el disfrute exclusivo de aparcamientos públicos.

Tras cuatro años en que una zona pública de la costa ha estado cerrada a cal y canto para la ciudadanía, la Administración ha sancionado esa conducta. Aunque solo en relación a la anterior edición y con una multa no demasiado importante. Solo es una de las irregularidades de un evento que  ha incumplido la ley de Urdaibai, no ha pagado tasas municipales, ha dejado sin servicios a los vecinos de Mundaka y ha regalado la mayor parte de las entradas para camuflar la escasa asistencia de público. Veremos lo que pasa ahora en la nueva ubicación de Bermeo.

23 thoughts on “El Gobierno vasco multa con 3.000 euros al Mundaka Festival por invadir espacio público

  1. Precisamente para evitar casos como este propusimos, hace ahora dos años, a todos los grupos junteros y parlamentarios de la Comunidad Autónoma Vasca, así como a los departametos de medio ambiente del Gobierno y de las tres diputaciones, la iniciativa siguiente, que repetimos esta primavera pasada con ocasión de las elecciones locales y generales:

    http://naturkon.blogspot.com/2019/02/elecciones-2019-clausulas-ambientales.html

    Solamente un parlamentario se puso en contacto con nosotros.

  2. El festival es bueno para Bermeo. Nos dará proyección internacional. Se nos conocerá un poco más y generará ingresos para la gente del pueblo.
    Si por la izquierda fuera estaríamos todavía con candil .

    1. Por si no se ha entendido bien el argumento anterior, lo explico de otra forma más sencilla:

      «Lo que me gusta es bueno.
      Lo que molesta, kaka.
      Y no hace falta argumentar más
      porque lo digo yo, rojos de mierda»

      Más información, en círculos hosteleros de Bermeo, NO en el resto del vecindario, que nos tendremos que comer la mierda de sus clientes, dormir con las ventanas cerradas y aparcar aún más lejos que ahora de nuestra casa.

  3. Hoy empieza el show, de la mano de Emankor y PNV y con la ayuda inestimable de la senadora.Que no pare la fiesta. Que los vecinos/as de Bermo no puedan aparcar, dormir, tomar el sol tranquilamente en las campas o en la playa, que nuestros muertos se vean ultrajados, que los bares no ganen un euro, que no se pueda pasear tranquilamente, que aumente la inseguiridad…Todo ventajas.

  4. Haber lo que tardan en destrozar las campas, el cementerio, la playa….Bermeo con el macrobotellón.

    ¿Alguien ha oído hablar de la burvuja de los festivales? Nuestros gobernantes no.

  5. Alberto ¿publicarás algo sobre el trabajo precario que ofertan estos festivales?
    Ya hay experiencias previas en el BBK Live ¿no?

  6. Es un tema de escándalo en este y otros festivales, efectivamente. Igual que lo es el hecho de que no dejen entrar comida, «secuestren» fuentes públicas, que no dejen salir del recinto ( hasta lo anuncian en su web….)

  7. El nivel de ruido al que nos vimos sometidos ayer los vecinos y vecinas de Bermeo es insultante. No se como desde la alcaldía se permite que se perjudique a los vecinos del pueblo. Es bochornoso.
    Tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando. (Fernando, Eh Bildu, Isabel PNV)

    1. Algunos vecinos de bermeo nos vemos sometidos a un ruido brutal 24 h dia 365 al aňo… Con el paso de camiones coches motos gente que grita a las tantas… Vengase a mi casa una semana y no sabra si vive en bermeo o en la m30 madrileña..

  8. Hola Alberto, una factor, que no el único , que explicara esto es que:
    actualmente el festival molesta a muchos vecinos/as pero en un futuro serán muchos más ya que enfrente como se puede ver están construyendo en cantidad. Obviamente la gente que ha comrpado casas las ha comprado en un contexto determinado, contexto que ahora cambia.

    1. Pues los vecinos tendrán que movilizarse en ese caso. En Mundaka aparte de las ilegalidades el enfado de los vecinos ha sido mayúsculo. Y esa movilización ha llevado a suspenderlo. Saludos y gracias por tus aportaciones

  9. Ahora mismo Bermeo no tiene nada que envidiar, en lo que ha tráfico se refiere, a ninguna gran ciudad del mundo. Coches en las aceras, la parada de autobus de Zubiaur Tar Kepa no existe dado que está llena de coches aparcados igual que la entrada al parking municipal…Esto es lo que nos trae el puto festival a los bermeanos y bermeanas. Caos circulatorio, barra libre para las infracciones de tráfico, ruido, suciedad……

  10. FACUA denuncia a otros 7 festivales de música por impedir el acceso con comida y bebida del exterior

    abo de Plata en Barbate (Cádiz), Atlantic Fest en Illa de Arousa (Pontevedra), Low Festival 2019 en Benidorm

    (Alicante), Bay of Biscay en Bermeo (Vizcaya), Reggaeton Beach Festival en sus ediciones de Barcelona y

    Santander, y Unite With Tomorrowland en Barcelona.

  11. La maquinaria del sistema ya está engrasada y funcionando. Ya está vendiendo que hubo miles de personas…cuando en realidad nunca llegaron a 300. Es decir el festival ha pinchado y bien pinchado. Me alegra salvo porque las pérdidas se van a costear del dinero público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *