La empresa contaminante de Zalla lleva más de medio año sin el principal sistema antipolución

El caso de la contaminación en la comarca vizcaína de las Encartaciones va dejando en evidencia cada vez más a la empresa, que  prometió hace tres años 60 empleos directos y otros 300 indirectos pero ha traído la polución. Glefaran, la compañía creada por el Grupo Orue para este proyecto, ha eludido desde hace más de medio año la instalación de un electrofiltro (uno de los principales aparatos anticontaminación en una empresa) ante la pasividad del Departamento de Medio Amiente del Gobierno vasco.

Una de las emisiones de la empresa Glefaran, ubicada en Zalla y Güeñes.

Desde hace un año los vecinos se quejan de ruidos, olores y contaminación por humos procedentes de la factoría. El hartazgo ha movilizado  a los vecinos que, a través de las plataformas Güeñes Bizia (creada por esta problemática) y Aranguren Aurrera, han recogido 1.450 firmas y el pasado 25 de enero cerca de 2.000 personas se manifestaron. La empresa anunció hace tres años una inversión de hasta 12 millones de euros para la producción  de astilla y pellets de madera, un producto cada vez más utilizado como combustible en chimeneas del hogar, la fabricación de pasta  y la generación de energía renovable a partir de la biomasa.  Pero la única única actividad actual es la cogeneración a través de la quema de residuos, que se ha iniciado hace menos de un año y desde entonces han surgido los problemas de contaminación. Nada de producción de pellets, fabricación de pasta o generación de energía renovable. En cambio, los vecinos se han quedado con sucesivos episodios de náuseas e irritaciones respiratorias y a menudo cenizas y polvos en sus vehículos y viviendas.

Un informe del Departamento de Medio Ambiente relata las actuaciones de inspección en la empresa, que no se inician hasta el 6 de mayo, más de tres meses después de las primeras denuncias. Entonces se alude a la existencia de un electrofiltro (heredado por Glefaran de Pastguren, la papelera que entró en quiebra y a la que sustituyó) pero que no funcionaba correctamente. De hecho, la compañía admite el 5 de julio, dos meses después, que “están ya en contacto con una empresa de electrofiltros y sistemas de depuración”. En los siguientes meses hay tres inspecciones (el 12 de diciembre, el 17 de noviembre y el 15 de diciembre), en las que se vuelve a detectar la emisión de humo. En esta última fecha, es cuando Medio Ambiente comunica a la empresa “que no puede funcionar sin el electrofiltro”.

El ninguneo a las quejas vecinales y de los ayuntamientos de Zalla (especialmente éste con cerca de 30 escritos de quejas y peticiones de reuniones en el último año) y Güeñes ha sido evidente. Ha pasado un año desde que los vecinos de Güeñes denunciaran la situación ante el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco. Primero a través de los ayuntamientos y desde principios del verano pasado con escritos, acompañados de fotos y videos, dirigidos directamente a Medio Ambiente. Ninguna respuesta.

Solo el pasado diciembre el Departamento de Medio Ambiente instaló una unidad móvil de medición de la calidad del aire, que también ha estado cubierta de cenizas por las emisiones.

Algo se ha movido en las dos últimas semanas. El nuevo equipo de Medio Ambiente (PSE) se reunió con la empresa el 18 de enero y le instó a establecer medidas correctoras sobre las emisiones. El día 30, cuando se reunió con los ayuntamientos afectados, volvió a contactar con Glefaran pero se encontró sin respuestas concretas y le ha dado un ultimátum para que antes del 10 de febrero instale un sensor en su chimenea y un plan concreto para reducir la contaminación. En caso contrario, ha anunciado que iniciará un proceso para suspender la actividad de la empresa.

La empresa ha reiterado estos días que sus emisiones cumplen la normativa y, tras el ultimátum del Gobierno, ha mostrado su «colaborar con la autoridades» y su deseo «de convivir en sintonía con los vecinos». Una colaboración que no han mostrado hasta ahora con su negativa a instalar el electrofiltro más de medio año después de que Medio Ambiente lo exigiera.

Este viernes, 3 de febrero, la plataforma vecinal Güeñes Bizia, creada en noviembre pasado ante la falta de respuestas a sus quejas, ha sido convocada a la primera reunión en un año con el Gobierno vasco, encabezado por la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno. Quienes le conocen aseguran  que es firme en sus decisiones ante situaciones irregulares. Tendrá que esmerarse ante unos vecinos totalmente escépticos tras un año de quejas ignoradas y que solo aceptan soluciones.

La empresa parece haber perdido además el respaldo del PNV, que apoyó su implantación en lo que fue la antigua papelera Pastguren, El grupo Orue fue finalmente el adjudicatario, en 2013, de los activos de Pastguren por los administradores concursales, entonces dirigidos por el anterior consejero de Empleo del Gobierno vasco, Ángel Toña. Fue una operación singular porque tres meses antes ya estaba decidida la venta a otro empresario guipuzcoano pero el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, pidió a los administradores que se esperaran ese trimestre. Hasta que llegó la oferta del grupo Orue.

Ahora, con el revuelo montado y la fuerte movilización oficial, la cúpula del PNV en Bizkaia no pone obstáculos a que se actúe contras las irregularidades de la actividad de Glefaran.

Aunque las emisiones habían disminuido desde la intervención del Departamento de Medio Ambiente, este jueves se ha vuelto a producir otra emisión de cenizas y los fuertes ruidos por la noche continúan. Por eso, los vecinos solo esperan hechos y no palabras bonitas.

 

 

3 thoughts on “La empresa contaminante de Zalla lleva más de medio año sin el principal sistema antipolución

  1. Alberto, Sigues escribiendo muchas inexatitudes respecto a Glefaran

    En una respuesta a nuestros comentarios en el anterior artículo
    -Es mentira que hay accidentes laborales ocultos. En Glefaran toda la plantilla está en regla. Si hay un accidente se trata convenientemente y, como sabes, eso tiene un proceso que se cumple estrictamente. Puedes consultarlo en Osalan.

    En este artículo
    -Es mentira que se quemen residuos. La caldera se alimenta exclusivamente de madera limpia procedente de talas o podas. Puedes consultar la lista europea de residuos y observarás que la madera de ninguna madera es residuo.

    -Es mentira que el electrofiltro se para, funciona de continuo y, desde que Glefaran explota la planta, siempre que habido producción ha estado en marcha.
    -Es mentira que el Gobierno Vasco pidiera medidas correctoras. Nos propuso unas mejoras, pese a que cumplíamos todos lo requisitos, lo aceptamos.
    -Es mentira que el Gobierno nos diera un ultimatum el día 30, tras la reunión con alcaldes.
    -Es mentira que no hayamos colaborado con las autoridades, siempre lo hemos hecho y cumplido todas las exigencia con puntual celeridad

    Es verdad que queremos funcionar en colaboración con las autoridades, convivir en sintonía con lo vecinos.

    Si por tu parte quieres contrastar algún tema estamos a tu disposición

    1. Hola, entiendo que representante o portavoz de Glefaran (porque no te identificas). Los hechos y datos desmienten todo lo que dicen: si se han ocultado accidentes, como lo confirman ex trabajadores. La quema de residuos lo dice un vecino que aportó el dato al Gobierno vasco. El electrofiltro no ha funcionado, como lo corroboran trabajadores y ahí esta el reciente informe del Departamento de Medio Ambiente que es muy claro al respecto. El mismo informe que habla de las medidas correctoras y del ultimatum, reconocido por portavoces del Departamento y como ha salido publicado en varios medios de comunicación. De nuevo en el informe se constata la falta de colaboración con las instituciones.
      Me gustaría que comentase todo ello con las instituciones, gobierno y ayuntamientos, a ver que piensan. Un saludo

    2. No me resisto a contestar! Hay que joderse que cara más dura tiene esta gente!

      Vamos poco a poco:

      ACCIDENTES LABORALES:
      Querido Michel (porque eres tú el que ha escrito):
      -Un obrero pierde un dedo en la sala de cuchillas.
      -Dos casos de intoxicación por los inquemados. Y otro empleado que abandona la empresa después de sufrir varios episodios.
      -Otro sufre lesiones en la pierna al engancharse con la cinta transportadora.
      -Otro, quemaduras por vapor; porque las válvulas de corte, que están oxidadas, no cierran.
      -Dos incendios; …y unos cuantos incidentes más con los que podríamos llenar alguna hoja.
      Claro que OSALAN no tiene conocimiento de todos, pero nosotros si. Llevamos a un juzgado y lo aclaramos con testigos!

      Por qué se fue el técnico de seguridad laboral? Si sigues mintiendo lo contamos!
      Y sabes por qué tienes tantos accidentes? Pues por varias razones; te las contamos, apoderado:
      -Las instalaciones están hechas unos zorros; se caen hasta las paredes (y es literal)
      -Tienes a la gente trabajando sin la cualificación requerida. Cuántos de los cinco conductores de caldera la tienen? Dos.
      -Tienes a gente conduciendo excavadoras sin licencia.
      -Y tienes a alguien ejerciendo de técnico de seguridad laboral sin serlo.

      ELECTROFILTRO:

      Como dice Alberto; habéis trabajado sin ELECTROFILTRO; y así se reconoce en el “Informe de Actuaciones” del Gobierno Vasco que el anterior equipo escondía. Sólo eso justifica que Güeñes y Aranguren hayan estado un año enterrados en cenizas. Lo decimos nosotros, lo dicen todos los expertos consultados, y se lo dice la Consejería de Medio Ambiente a los parlamentarios. También lo dicen varios ex-empleados (y quizá alguien más). En el panel eléctrico en el que se encuentra la palanca del electrofiltro, que como bien sabes está bien a la vista: la palanca siempre hacia abajo.
      Claro que tú electrofiltro heredado, con casi 40 años, ni siquiera ahora que te lo han arreglado puede funcionar dentro de parámetros.

      Y ya lo de que el Gobierno Vasco no os ha obligado a MEDIDAS CORRECTORAS: estáis realmente enfermos! Cómo se puede mentir de esta forma?

      Se os ha abierto un expediente sancionador porque TODAS las mediciones realizadas dan por encima de máximos. Os han dado plazos e impuesto criterios técnicos; tal y como figura en informe del Departamento de Medio Ambiente. Habéis tenido que parar en 5 ocasiones los últimos días porque sois incapaces de poder cumplir la ley.

      Es increíble lo cínicos que sois!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *