La nueva amenaza de cierre del Urdaibai Bird Center, con 40.000 visitantes anuales, por la supresión de la ayuda pública

De nuevo, la amenaza del cierre para el Urdaibai Bird Center, el centro de avistamiento de aves único en Europa que recibe 40.000 visitantes al año. La Diputación de Bizkaia, que ha estado subvencionando el complejo con 200.000 euros anuales, ha anunciado este miércoles que “no prevé partida alguna” para 2019. El año pasado también quiso cerrar la financiación del centro pero, tras la presión social al PNV y la de su socio de gobierno, el PSE, aceptó a regañadientes aportar una ayuda de 60.000 euros y que la Fundación BBK diese otros 40.000 euros.

Vista del Urdibai Bird Center, ubicado en el municipio vizcaíno de Gautegiz Arteaga.

El problema de fondo es que el centro, en cuya construcción la Diputación vizcaína  aportó 3,4 millones, está subvencionado por voluntarios de la Sociedad Aranzadi que trabajan de forma profesional y sin rendir pleitesía a la Diputación vizcaína. “Tras haber aportado casi 4 millones es tiempo de impulsar proyectos propios de titularidad foral que reciben muchísimo menos dinero que el Urdaibai Bird Center”, ha afirmado ante las Juntas Generales de Bizkaia la diputada foral de Sostenibilidad y Medio Natural y portavoz de la Diputación, Elena Unzueta. La diputada ha contestado así a una pregunta de la juntera de Podemos, Elsa Pamparacuatro, sobre la ayuda prevista para este centro.

El Urdaibi Bird Center funciona desde 2013, tras una inversión de 7,1 millones en las obras para transformar una abandonada fábrica de conservas en un centro moderno de avistamiento de aves. La Diputación de Bizkaia aportó 3,4 millones; el Gobierno vasco, 1,7 y los dos millones restantes procedieron de la Bilbao Bizkaia Kutxa. La obsoleta fábrica había sido comprada anteriormente por una asociación sin ánimo de lucro, Elaia, para observar la migración de aves en Urdaibai, que anualmente recibe la visita de 225 especies diferentes. Esta asociación cedió al Ayuntamiento de Gautegiz Arteaga, donde se emplaza el  centro, el usofructo durante 25 años y la gestión la traspasó a la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Urdaibai Bird Center es un gran aeropuerto para las aves en su tránsito de Europa a África; permite la investigación de esta variada fauna, ofrece un modelo turístico sostenible que ha logrado multiplicar por ocho los 5.000 visitantes que registró en 2013, su primer año de funcionamiento, y facilita educación ambiental a 3.500 escolares todos los años. Desde el Reino Unido, santuario de la ornitología, es una instalación vista con admiración y 10.000 de los 40.000 visitantes son extranjeros, mayoritariamente franceses, ingleses, alemanes y holandeses. La cadena de televisión BBC se ha hecho eco varias veces del trabajo de esta instalación.

Para la Diputación de Bizkaia ha sido hasta hace poco uno de sus proyectos estratégicos en el área de conservación. Así se reflejaba en los presupuestos para 2018, como recoge un detallado informe elaborado por los responsables de Urdaibai Bird Center. Paradójicamente, para este año no contempló ninguna ayuda. La institución había aportado desde 2013 una partida anual de 200.000 euros, que en 2017, sorpresivamente, ya había bajado a la mitad, a 100.000 euros. Una merma que provocó, por primera vez, las pérdidas en el balance de Urdaibai Bird Center: 61.000 euros de déficit en 2017.

Funciona con un un modesto presupuesto: 323.000 euros de gastos, de los que 240.000 corresponden a los 9 trabajadores

 

El centro funciona además con un modesto presupuesto: 323.000 euros de gastos, de los que 240.000 corresponden a los 9 trabajadores. Es decir, un media de 26.000 de coste por persona (incluido el pago de la Seguridad Social), lo que da idea de los apretados salarios, poco más de 1.000 euros netos. Son además los empleados los que costean el mantenimiento del centro y sus alrededores, desde los aparcamientos hasta las zonas vegetales.

Este año, los responsables del Urdaibai Bird Center prevén tapar el “agujero” con la reducción de la ayuda de la Diputación a través de los 60.000 euros que han conseguido del Gobierno vasco y las aportaciones de otras empresas privadas. Pero la nula aportación foral anunciada para 2018 vuelve a cuestionar el futuro del Urdaibai Bird Center. “Nos quedaríamos sin 100.000 euros porque en el convenio con la Diputación de este año se incluían los 60.000 suyos y los 40.000 de la BBK”, aseguran los responsables del centro.

Sin embargo, volverán a pugnar, como hace un año, por la supervivencia del centro y presentarán enmiendas a los presupuestos vizcaínos para que se mantengan las ayudas.

Estamos ante una instalación con unos costes muy ajustados que aúna investigación, promoción turística y educación ambiental para los jóvenes. Que atrae a 40.000 visitantes anuales y ofrece unas instalaciones únicas en Europa para la observación en directo de fauna salvaje. Gestionada por voluntarios y abierta 360 días al año. Y una época con la crisis superada, la ayuda pública se convierte en testimonial. Ello después de haber invertido millones de euros de dinero público.

¿Cuál es la explicación? Solo se entiende que es un servicio que escapa al control de la Diputación de Bizkaia y, como ha afirmado este miércoles la portavoz, es mejor impulsar proyectos de titularidad foral. ¿Pero lo importante no es apoyar lo que funciona? ¿O es que se quiere forzar al cierre y adjudicarlo luego a sus “amigos”? Sería otro gran error en la paupérrima gestión de la reserva de la biosfera de Urdaibai, sin ningún proyecto de éxito como el Urdaibai Bird Center. Así nos va.

3 thoughts on “La nueva amenaza de cierre del Urdaibai Bird Center, con 40.000 visitantes anuales, por la supresión de la ayuda pública

  1. Lo que quieren es eliminar los ojos que controlan a la administración. Solo quieren gente sumisa a sus pretensiones, y no dudo que algún jauntxo jeltzale vuelva a la carga con sus pretensiones inmobiliarias en Urdaibai.
    De paso, para el lobby maderero multiplicarán las ayudas publicas.

  2. Una cosa que funciona!
    Pero como no es un proyecto de titularidad foral . Para que lo vamos a apoyar.
    Menudo argumento, chirria no?
    La labor medioambiental de estos profesionales es muy eficaz.
    Ya entiendo quieren control y enchufes y que no haya masa crítica cara a sus proyectos y subvenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *