El único patrocinador público elude aclarar la oscura financiación del Mundaka Festival

A vueltas con el polémico Mundaka Festival. El único patrocinador público del evento, la Diputación de Bizkaia, sigue sin ofrecer ni exigir los datos concretos de la financiación pese a aportar más de 114.000 euros. “No se subvenciona el festival, por lo que no corresponde requerir a los organizadores del festival los datos requeridos”, ha asegurado la Diputación vizcaína, en una respuesta parlamentaria.

Montaje de las instalaciones del festival.

La institución foral había sido requerida por el grupo de Podemos a informar sobre aspectos concretos  de la financiación, después de que en febrero pasado, tras haberse celebrado ya tres ediciones, se ofreciera por vez primera un dato del coste del  coste del evento musical: 466.000 euros. Entonces no se aportó ningún dato concreto de la procedencia de los ingresos por taquilla o patrocinios. Solo se reveló, a través de dos líneas en un dossier de casi 80 folios (página 33) que la aportación “pública” fue de 113.000 (aunque la ayuda aprobada ha sido de 114.000) y la “privada”, 265.000. Ambas suman 378.000 euros y no se explicaba nada de los 88.000 euros restantes para alcanzar el coste total de 466.000 euros. Se supone qué es el déficit.

Podemos solicitó entonces información detallada sobre los ingresos por taquilla, la venta del merchandising y consumiciones y la manera en que se han cubierto esos 88.000 euros sin financiación. En la respuesta enviada, el pasado 23 de marzo, por la Diputación vizcaína, se incide en que la ayuda es en forma de patrocinio para difundir la imagen de Bizkaia.

“Se  considera estratégica la promoción y divulgación de la imagen de Bizkaia en un evento de estas características, con gran repercusión internacional. Desde el Departamento de Desarrollo Económico y Territorial no se subvenciona el festival, por lo que no corresponde requerir a los organizadores del festival los datos requeridos en la solicitud recibida”, asegura.

El dinero aportado al Mundaka Festival, añade, “ascendió a un importe de 90.909,09 euros (IVA excluido)”, que con el IVA y los gastos de gestión de la campaña publicitaria alcanza los 114.399,99 euros. En 2015 aportó 85.547 euros y en 2016 la ayuda se incrementó hasta los 110.000.

La Diputación argumenta la “atracción de visitantes” pese a que la cifra de asistentes se redujo en la última edición un 35%, según los datos de los organizadores

 

La Diputación agrega que el festival, celebrado entre el 28 y 30 de julio pasados, “ha tenido una amplia repercusión internacional y de atracción de visitantes, al igual que en ediciones anteriores”.  Según los datos de los propios organizadores, la asociación privada Emankor Sarea, la asistencia se redujo un 35% respecto a la edición de 2016. Los organizadores han cifrado el público durante los tres días de julio pasado en 5.200 asistentes (página 59 del dossier), “asistencia superior a la de años anteriores”. Un dato que se contradice con la información proporcionada el pasado año por la Diputación vizcaína, que, en una respuesta a EH Bildu sobre este evento, aseguró que en 2016 hubo “8.000 personas” con una media diaria de 2.600.

Como ha informado este blog, un gran número de entradas se regalan, según corroboran asistentes y vecinos de Mundaka. El tercer y último día, el domingo, se deja libre la entrada. “Aun con eso, en la última edición ha bajado mucho la asistencia”, señalan vecinos consultados.

La celebración del Mundaka Festival, tres días de conciertos  en la reserva de la biosfera de Urdaibai, en la localidad de Mundaka, ha estado envuelto en la polémica desde el principio. El  primer año se incumplió la ley de Urdaibai, al rehusar  los organizadores a pedir el permiso tras un informe técnico del Patronato de Urdaibai, el órgano que gestiona la reserva de la biosfera, que cuestionaba el evento. En 2016, otro informe técnico del Patronato  concluyó que el festival “no se adapta” a la ley de Urdaibai, al incumplir el artículo 89, debido a que las instalaciones “no presentan un carácter de titularidad pública”.

Tras el revuelo originado por el informe, se ideó un convenio entre el Ayuntamiento de Mundaka y los organizadores, mediante el que el consistorio subrogaba las instalaciones y así se salvaba su naturaleza privada. Un convenio especialmente beneficioso para los promotoresel Ayuntamiento de Mundaka suministró la electricidad, agua, recogida residuos e incluso seguridad policial a los organizadores sin cobrar ninguna tasa por ello. Todo lo contrario con cualquier actividad recreativa como son las barracas. A ello agregaba la cesión del polideportivo municipal ubicado junto al área del Festival, cerrado tres días para los vecinos de Mundaka. En la última edición, se ha mantenido este convenio del gratis total y los documentos no fueron facilitados a los grupos municipales hasta dos días antes del inicio del evento musical.

Todo ello en uno de los municipios vascos más endeudados: desde 2013 funciona con un plan de ajuste que le ha obligado a subir las tasas un 3%. En el festival se renuncia a cobrarlas y el evento supone gastos adicionales para el municipio, aunque el alcalde Aitor Egurrola (PNV) siempre ha sostenido que tiene un “coste cero”.

Prosigue así la opacidad  de un evento que en su primera edición incumplió la ley, en 2016 se camufló como actividad pública y se celebra sin pagar impuesto alguno a uno de los ayuntamientos más endeudados de Euskadi. La Diputación acepta un dossier que, con todo lujo de detalles, aporta datos ingentes de los residuos utilizados, el agua o la energía consumida, el impacto de seguidores en redes sociales, la aparición en medios de comunicación…. Pero apenas dos líneas generales de la financiación. Y elude ofrecer explicaciones detalladas a la ciudadanía. Escasa transparencia en un gestor de dinero público.

 

2 thoughts on “El único patrocinador público elude aclarar la oscura financiación del Mundaka Festival

  1. Alberto, primero de todo muchas gracias por seguir investigando e informando sobre el polémico Mundaka Festival.

    He leído otros posts tuyos. En este, sin haber llegado a leerlo de momento, me llama la atención un error en el título.

    Mundaka Festival, aparte del dineral que recibe de Diputación de Bizkaia (en la que, curiosamente el ex-alcalde de Mundaka y futurible lehendakari Unai Rementeria está a la cabeza hoy en día), el Gobierno Vasco también financia (más de 25000 € en 2017, por ejemplo; me imagino que de Cultura).

    Además dudo de que cumpla las condiciones, por ejemplo, viendo su página web sólo en castellano, http://mundakafestival.eus,… ¿ves cómo sí aparece el logo de Eusko Jaurlaritza?:

    En fin, bochornoso, vergonzoso,… y lo más triste, esta gente que ocupa los cargos políticos (y que dicen que seguirán subiendo en Bizkaia en las elecciones 2019) es una muestra de la sociedad que somos, ¿o no?

    Me gustaría hablar contigo un día, con tiempo, sobre Mundaka Festival, a ver qué podemos hacer desde el pueblo y la comarca para reconducir el desaguisado.

    Esker mila,

    Eleder (Mundaka)

  2. Alberto, primero de todo muchas gracias por seguir investigando e informando sobre el polémico Mundaka Festival.

    He leído otros posts tuyos. En este, sin haber llegado a leerlo de momento, te escribo para aportar un dato.

    Mundaka Festival, aparte del dineral que recibe de Diputación de Bizkaia (en la que, curiosamente el ex-alcalde de Mundaka y futurible lehendakari Unai Rementeria está a la cabeza hoy en día), el Gobierno Vasco también financia (con 28775 € en 2017, por ejemplo: https://www.euskadi.eus/bopv2/datos/2018/03/1801199e.pdf).

    Además dudo de que cumpla las condiciones, por ejemplo, viendo su página web sólo en castellano, http://mundakafestival.eus,… ¿ves cómo aparece el logo de Eusko Jaurlaritza?:

    En fin, bochornoso, vergonzoso,… y lo más triste, esta gente que ocupa los cargos políticos (y que dicen que seguirán subiendo en Bizkaia en las elecciones 2019) es una muestra de la sociedad que somos, ¿o no?

    Me gustaría hablar contigo un día, con tiempo, sobre Mundaka Festival, a ver qué podemos hacer desde el pueblo y la comarca para reconducir el desaguisado.

    Esker mila,

    Eleder (Mundaka)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *