El Gobierno vasco cesa a la directora que protegió el chalé de los Atutxa en Urdaibai

El Gobierno vasco ha cesado a la directora del Patronato de Urdaibai, el órgano de gestión de la única reserva de la biosfera en Euskadi, quien ha abandonado su puesto tras liderar un nuevo plan de protección anulado tras medio año y proteger las polémicas obras del chalé de los Atutxa en Urdaibai. Calificó en un informe de “zona urbana” las obras desarrolladas a pie de playa.

Viviendas en el barrio de Kanala, en Urdaibai

Paula Caviedes está destituida de su puesto desde el 11 de septiembre, como aparece en el Boletín Oficial del País Vasco, pero presentó su dimisión ante el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco a finales de julio. El cuestionamiento de su labor, al ser anulado el plan de protección, ha sido determinante para la renuncia, según fuentes del Patronato. Además, ha conseguido un puesto de trabajo en Getxo, cerca de su residencia. De momento, el Departamento de Medio Ambiente, gestionado por el PSE, ha decidido que las funciones de dirección del Patronato sean desempeñadas de manera provisional por el director de Medio Natural y Cambio Climático del Ejecutivo vasco, Aitor Zulueta.

La resolución firmada por la directora cesada sobre las obras del chalé de los Atutxa.

La gestión de la ex directora ya quedó en entredicho hace un año, cuando protegió la construcción de una escollera en el chalé de Iskander Atutxa, hijo del ex dirigente y consejero de Interior Juan María Atutxa, ubicado en Mundaka. Tras casi tres meses sin responder a los requerimientos de los ecologistas, quienes denunciaron el caso, aseguró, en un informe emitido el 22 de julio de 2016 que se trataba de una actuación urbanística que “se corresponde con suelo urbano”, por lo que está fuera de la actuación del Patronato. Las obras se desarrollaron a pie de playa e incluso la escollera era inundada por agua con la subida de la marea. En una escueta respuesta de tres párrafos, agregaba que se ha informado “favorablemente” sobre la ocupación del área de dominio público marítimo-terrestre. Una respuesta que soliviantó a los grupos conservacionistas y sociales de Urdaibai.

Paula Caviedes, desde su cargo de directora, lideró también el polémico cambio del plan de protección de Urdaibai. El denominado Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) entró en vigor el pasado 28 de noviembre pero se había aprobado por decreto por el Gobierno vasco el 27 de septiembre, solo dos días después de las elecciones autonómicas y con un ejecutivo interino. Y nació cojo. El documento, que era el primer gran cambio del PRUG desde su aprobación en 1993, suscitó el rechazo de casi todos los partidos y colectivos del Patronato de Urdaibai. Tuvo 11 votos a favor y siete en contra. Solo contó con el aval del PNV.

Con la formación del nuevo gobierno vasco y la entrada en la cartera de Medio Ambiente de los socialistas, se empezó a pergeñar su modificación. Apenas medio año después, en julio pasado, el Patronato de Urdaibai acordó elaborar un nuevo plan con 12 votos a favor (el Gobierno vasco, los ayuntamientos gobernados por Bildu, ecologistas, un representante del Parlamento vasco y el Consejo de Cooperación, que agrupa a una docena de grupos sociales y culturales de la comarca), seis en contra (los representantes del PNV en la Diputación y los ayuntamientos) y dos abstenciones, de Unesco Etxea y la Demacración de Costas, dependiente del Gobierno central. Los peneuvistas, que dos semanas antes habían avalado el cambio en el Parlamento vasco, se echaron para atrás y lo rechazaron.

 

Paula Caviedes ha mostado una actitud poco dialogante y se ha ganado la enemistad del Consejo de Cooperación, que agrupa a una docena de grupos sociales y culturales de la comarca

 

La hasta ahora directora del Patronato tampoco ha mostrado una actitud dialogante y de consenso en Urdaibai, donde los intereses son contrapuestos y siempre hay tensiones entre el desarrollo urbanístico y la protección del medio ambiente. El plan de protección que se va a cambiar dejaba en manos de los ayuntamientos la concesión de licencias de obras, una prerrogativa que en estos casi 30 años siempre ha requerido el aval del Patronato de Urdaibai. En estas dos últimas décadas se han detectado una docena de casos de chalés  ilegales, construidos a espaldas del Patronato de Urdaibai y con el único amparo de los municipios. Caviedes se ha ido ganando la enemistad del Consejo de Cooperación de Urdaibai. Su perfil público apenas ha existido, sin contacto con la prensa (no ha concedido ninguna entrevista en sus cinco años en el puesto), y delegando las tareas de comunicación en el Departamento de Medio Ambiente.

La búsqueda de un sustituto no será una tarea fácil. De hecho durante cuatro años, entre 2008 y 2012, ni siquiera hubo director-conservador, la figura clave en cualquier reserva de la biosfera. Caviedes fue una de las dos únicas personas que presentaron al puesto, que tenía las elevadas exigencias de funcionariado y alto perfil de euskera, al que accedió en 2012. Con un perfil claramente jurídico y escasamente medioambiental, la necesaria labor de dinamización de la reserva apenas ha existido. El Gobierno vasco busca ahora a un nuevo director o directora con conocimientos más desarrollados del medio ambiente y con la templanza y búsqueda de consensos imprescindibles en la reserva de la biosfera.

A esta tarea tendrá que dedicar el esfuerzo mientras trabaja en la elaboración de un nuevo plan de protección, que de entrada tiene de nuevo los recelos de un sector importante del PNV en la comarca de Busturialdea. Personas válidas para el puesto del director existen y los responsables de Medio Ambiente de Vitoria harían bien en escuchar las sugerencias de los grupos sociales que conforman el Consejo de Cooperación. Otro cargo técnico que esté bajo el dictado de los partidos políticos será un nuevo fracaso para Urdaibai, que lleva en su mochila demasiados sinsabores en tres décadas.

 

 

Compartir en...Tweet about this on Twitter16Share on Facebook40Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone

One thought on “El Gobierno vasco cesa a la directora que protegió el chalé de los Atutxa en Urdaibai

  1. Estaria bien saber si “ha conseguido” o “le han conseguido” en estas “alturas” casi nunca ni los cesados se van a casa con una mano delante y otra detras siempre tienen un hueco a su medida en algún otro sitio, todo esto presuntamente claro, estaria bien conocer si este un caso mas de esas “casualidades presuntas” o realmente lo ha conseguido por meritocracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *